Cada uno de los laboriosos bolsos Selleria es fruto de la pasión, el compromiso y la experiencia. Un proceso de técnicas tradicionales, reforzado por la llegada de la era digital y, al tiempo, ajeno a esta, que se basa en el saber hacer de los maestros artesanos de Fendi. El punto de partida es la característica piel Cuoio Romano, una preciada piel de becerro holandesa curtida con minerales. Su suavidad y textura graneada se obtiene gracias a la “bottolatura”, un proceso de envejecido en barriles grandes que data de los años cincuenta del siglo pasado. Una obra de arte que contemplar…

DESCUBRIR MÁS

TRABAJO ARTESANO

Cada bolso se hace a mano de principio a fin: los agujeros se aplican con una precisión quirúrgica, los pespuntes con una aguja especial e hilo encerado. El proceso en su conjunto dura seis veces más que si se realizara a máquina.

VEA EL VÍDEO

EL ARTE DE LA CONFECCIÓN

Cada uno de los laboriosos bolsos Selleria es fruto de la pasión, el compromiso y la experiencia. Un proceso de técnicas tradicionales, reforzado por la llegada de la era digital y, al tiempo, ajeno a esta, que se basa en el saber hacer de los maestros artesanos de Fendi. El punto de partida es la característica piel Cuoio Romano, una preciada piel de becerro holandesa curtida con minerales. Su suavidad y textura graneada se obtiene gracias a la “bottolatura”, un proceso de envejecido en barriles grandes que data de los años cincuenta del siglo pasado. Una obra de arte que contemplar…

DESCUBRIR MÁS